martes, octubre 07, 2008

De los Andes a los Apeninos

No se trataba de emular a Marco ni a su mono Amedio pero en sentido contrario. No sabía cuales serían los acontecimientos ni el orden, y digamos que todo surgió de rebote, y bueno, esas cosas que surgen así, casi siempre se disfrutan más.
Ya ha pasado mucho desde que el verano terminó, pero es ahora, tal vez creyendo que con la retronspectiva no solo viaje mi recuerdo, cuando tengo tiempo de escribirlo. Si en Febrero me encontraba en plena ascensión a los Andes, en Agosto me vi camino de los Apeninos. La Costa Azul, Marsella, Mónaco, Cannes... entre frágiles recovecos de sueños alterados. Para llegar a la Toscana como en un laberinto incompleto, como un complejo sueño a desarrollar... Florencia, Fiesole, Lucca, Pisa, Siena...
Pasear por las calles de Florencia fue como una única melodía, como un único compás de trayecto a la eternidad.
Después, como en un único compás inaudible al brotar, la dirección se revolvió hacia la costa oeste; Costa Amalfitana, Nápoles, el Vesubio, Pompeya... Calabria.
Y como recorriendo la tangente de los pechos de una mujer, dejé pasar el estrecho de Mesina hasta Sicilia en un único despertar que aún hoy perdura.
Catania, Siracusa, Pantallica, Sciacca, Menfi, Silenunte, Erice, el Etna... Como un pensamiento de dos vértices sésiles, repletos de matices sonoros; me muevo, palpo y aumento casi mi enfermiza curiosidad.
Regreso. Bebo del quizás y retrocedo ante el mañana como un oficio extinto. El viaje es el ilusionista de la razón, el armazón de acero para los demolidos corazones... es simplemente mi necesidad.
Ahora ya solo transcribo intangibles malabares de palabras de lo que fue. Diviso argumentos sin sentido en un diluvio de imágenes, que no por más escondidas son menos esenciales.
Ahora, desde mi escritorio, exhibo nostalgia... y me siento orgulloso
Fotos

Es seguro que en algún momento del recorrido sonara en el coche esta canción de Einaudi (Jukebox)

7 comentarios:

NORKA dijo...

IS FREE !!!

... Oye entonces "anota" ahì que cumplì los años y que bueno me pareciò bonito agradecer las felicitaciones que me dieron :)...

Y tù què còmo andas menudo viaje ehh rico Rulitos disfruta y una cosa me parece genial la moderaciòn asì la interacciòn continuarà ya que en escencia es parte de este medio verdad ;)

BESOS DE MI CHOCOLATE

Francisco Castaño dijo...

Bonita forma de describir este viaje, espero que no sea por melancolía, si no por un buen recuerdo.

Saludos.

Kt. dijo...

.

Relajante tus palabras como la música!
Un beso Miguel...

ELMOREA dijo...

Cáspita¡¡¡ El Merak redivivo...quien lo iba a decir.
Que envidia me das, yo me quiero ir de vacaciones, ya¡¡

Luzcecil dijo...

Creo que no hay viaje sin nostalgía, siempre hay instantes que se graban en la memoria y nos hacen siempre desear el momento de volver a partir...
Reencontrarte y pasar el fin de semana con ustedes es uno de esos recuerdos invaluables. GRACIAS de todo corazón!

Besos y abrazos!

Sylvie dijo...

Preciosa Italia siempre...de esos países que siempre hacen suspirar con simplemente volver atrás en nuestro baúl particular de los recuerdos...
"El viaje es el ilusionista de la razón"...qué verdad más grande!!...pero es que sin él, no seríamos nadie.

Yo viviría con las maletas preparadas siempre, aunque solo fuera para soñar.

(igual de Amsterdam no recuerdas tanto...¡¡¡por culpa del fumeteo!!!).

Besitos.

Maria Coca dijo...

Menudo recorrido!!! Qué envidia!!! Me gusta tu forma de vivir y de plasmar lo que vives.

Besos desde mi orilla.